lunes, 7 de febrero de 2011

LA GUAYABA PERA EN EL VALLE

Sabido es que en Colombia, especialmente en los Dptos del Valle del Cauca y Tolima, son zonas aprovechadas para el cultivo de guayaba pera, fruto de color verde – amarillo que hace alusión a su forma, se le conoce como la fruta del verano, alcanza hasta 6 metros de altura pero si se maneja adecuadamente con podas, no sobrepasa los 3 metros, la temperatura ideal es de 24º a 28º, requiere de lluvias o riegos frecuentes en la fase de brotación, floración y en desarrollo del fruto para que tenga buena calidad, el suelo debe ser drenado exigiendo buena materia orgánica, se debe tener especial cuidado porque la guayaba en general es el hospedero de los insectos, especialmente de la mosca de la fruta. La altitud preferencial es de 1.500 metros sobre el nivel del mar, siendo muy sensible a las bajas temperaturas. Como en todos los cultivos requiere constante prevención para evitar costos en insumos.
La guayaba pera, se cosecha en verde amarillo, o verde madura para el mercado a larga distancia y amarillas para el mercado local; para su comercialización se debe tener en cuenta la ausencia de insectos, defectos, pudrición y arenosidad o células petreas. ( protuberancia parecida al corcho).
La fruta se recolecta con sumo cuidado en horas frescas dejándola a la sombra, puesto que las frutas al momento de la recolección tienen entre 80 y 90 % de agua; después de cosecharse, transpira sin posibilidad de recuperar el líquido perdido, lo que se traduce en pérdida de peso de la fruta. Para evitar esto se debe almacenar a temperaturas entre 8º a 10º C., en estado de verde madura y las maduras a temperaturas entre 5º a 8º.
La fruta antes de ser empacada, se selecciona para retirar las frutas con defectos, enfermedades o plagas. Se clasifican agrupándose según las exigencias del mercado, en cuanto a dureza, color, tamaño, peso y sanidad, se limpian, desinfectan y se almacenan a bajas temperaturas con humedad relativa de 90 a 95%, su temperatura de almacenamiento es de 5º a 10º, teniendo en cuenta lo leído anteriormente. Su vida de almacenamiento es de 2 o 3 semanas.
Invertir en la guayaba en general, especialmente en la guayaba pera, es un buen negocio, se comercializa en bruto y además se transforma en mermelada de guayaba, pulpa, bocadillo, cascos confitados, jalea, helados, guayaba en amibar, jugos, néctares, vinos, vinagres y otros. Todos con muy buen margen de comercialización.